Main menu

EL AYUNTAMIENTO SACA A CONTRATACIÓN LA SEGUNDA FASE DEL PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE EN LUGO

 

  • El proyecto, que tiene un presupuesto de 256.713 euros, podrá iniciarse en el primer trimestre de este año

 

El Ayuntamiento de Llanera acaba de sacar a contratación el “Proyecto de construcción de las actuaciones incluidas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Llanera. Fase II, en Lugo”. Esta fase incluye tres actuaciones fundamentales:

  1. Eliminación de barreras arquitectónicas en las calles Dr. Fleming, Dr. Crabiffosse, Pelayo, Severo Ochoa y Asturias
  2. Organización del tráfico y aparcamientos en dicha zona
  3. Mejora del acceso peatonal al colegio público de Lugo en la zona del aparcamiento del Centro Deportivo Santi Cazorla

Actualmente, el acceso al colegio se realiza desde el núcleo de Lugo por la acera existente en la carretera LL-3, o a través de un camino que conecta el polideportivo Santi Cazorla con la zona de Salamarca. Este camino se acondicionó en la Fase I del Plan de Movilidad Ahora, en esta segunda fase, se dará continuidad al camino que procede de la Plaza Salamarca, generando un itinerario peatonal seguro.

Las actuaciones previstas en las calles incluidas en el Plan serán las siguientes:

-Doctor Fleming: se llevará a cabo una ampliación de aceras por ambas márgenes. Para evitar daños estéticos entre la acera existente y la ampliada, se renovará la baldosa en la totalidad de la anchura en el tramo que se amplía. Se mantiene el sentido único de circulación, con aparcamientos en la margen izquierda de 2,20 m de anchura (1 plaza para personas con movilidad reducida) y un carril de circulación de 3,40 m. La actuación se completa con la adaptación de 2 pasos de peatones a la normativa sobre accesibilidad, en las mismas ubicaciones en que se localizan.

-Doctor Crabiffosse: se llevará a cabo una ampliación idéntica a la de la de calle Doctor Fleming, manteniendo el sentido único de circulación, con aparcamientos en la margen izquierda de 2,20 m de anchura (4 plazas para motocicletas) y un carril de circulación de 3,55 m. Se adaptarán 2 pasos de peatones. Los problemas de cotas en los portales y accesos a bajos, obligarán a la modificación de la rasante para su corrección.

-Actuación en la calle Doctor Pelayo: la ampliación de las aceras se realizará en los mismos términos que en las anteriores calles. Además, se dotará a la acerca de una rasante accesible. Se mantendrá el sentido único de circulación, con aparcamientos en la margen izquierda de 2,20m de anchura (3 plazas plaza para motocicletas) y un carril de circulación de 3,45m. La actuación se completa con la adaptación de 2 pasos de peatones.

 

-Actuación en la calle Severo Ochoa: la actuación se localiza en el tramo entre la C/ José Manuel Bobes y la C/ Asturias. Se llevará a cabo una ampliación de aceras por ambas márgenes y se renovará la baldosa en la totalidad de la anchura en el tramo que se amplía. Se modifica la circulación, en la actualidad de doble sentido, creando un sentido único de circulación hacia la calle José Manuel Bobes, con aparcamientos en la margen izquierda de 2,20 m de anchura y un carril de circulación de 2,90 m. Se adaptarán 2 pasos de peatones ya existentes.

-Actuación en la calle Asturias: La actuación se localiza en el tramo entre la C/ Covadonga y la C/ Severo Ochoa. En esta calle también se ampliarán las aceras por ambas márgenes y se renovará la baldosa para evitar daños estéticos. Se mantiene el sentido único de circulación, con aparcamientos en la margen izquierda de 2,20 m de anchura y un carril de circulación de 3,45 m. Se adaptarán 5 pasos de peatones.

El Ayuntamiento estima que las obras podrán comenzar a lo largo del primer trimestre del año. El proyecto tiene un plazo de ejecución de tres meses y un presupuesto de 256.713 euros.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, recordó que “con la ejecución de esta segunda fase damos solución al principal problema de Lugo: aceras estrechas que no cumplen con la normativa de accesibilidad, una urbanización antigua y desniveles que dificultan el tránsito peatonal”. El Plan supondrá sin duda “un paso más en la construcción de un municipio más sostenible”.

La primera fase del Plan de Movilidad se desarrolló entre finales de 2017 y principios de 2018. Una inversión de 191.00€  para la eliminación de barreras arquitectónicas en las calles Naranjo de Bulnes, Plaza de San Isidro y calle José Manuel Bobes. Además se reorganizó el tráfico y los aparcamientos